lunes, 25 de febrero de 2013

Los lunes de Candela. Smile



Hoy tengo una pregunta que no ha parado de revolotear por mi cabeza desde hace unos días. ¿Por qué algunas modelos tienen que posar poniendo cara de asco? Y por qué me asalta a mí una cuestión tan absurda como innecesaria pudiendo invertir mi tiempo en averiguar el teléfono del Duque o en leerme un libro. Muy sencillo. La culpa de todo este reconcome modelil la tienen los pelillos del bigote. Sí, señor. Tal cual suena. Durante toda esta semana he evitado por todos los medios vestir ningún tipo de prenda verde caqui, a pesar de que me encante ese color, por miedo a que me confundieran con un digno miembro de la benemérita, tal era el selvático vello que asomaba a mi rostro. Sin embargo, por una cosa o por otra, no encontraba nunca el momento de librarme de ellos, pues quería probar la técnica de la depilación con hilo. 
Liberada ya por fin de obligaciones el fin de semana y presta a poner fin a todo parecido razonable entre mi rostro y un camionero de Alcobendas, pedí cita en uno de esos sitios en que te eliminan todo lo eliminable con el mismo hilo con el que te puedes coser el bajo de los pantalones. Y si de paso puedes aprender tú la técnica, mejor que mejor, pues de todo hay que aprender en la vida y te puede salvar en casa de más de un apuro.
En fin, que allí llegué yo, sin maquillaje alguno y con más ganas de soltar lastre que los que anuncian los yogures de bífidus activos flora intestinales y no sé qué más cosas que ya de por sí lo fabrica tu propio organismo, que son ganas de jorobárselo pudiéndote tomar kiwis que es mano de santo, cuando sonrientes me indicaron que iban con retraso y que  debía esperar un poquito. Y amablemente la joven me sentó en una salita y me ofreció una revista para amenizar la espera. Tomé la publicación en mis manos dispuesta a hojearla… Y allí estaba ella, en toda la extensión de la portada: la cara de asco, también conocida en su casa como “modelo mira que soy sexi porque te pongo los morros como pa' fuera, con la boca un poco entreabierta, como la ponen las viejas de mi pueblo al ir a comulgar en misa, y al tiempo te voy a perdonar la vida con la mirada, pero sólo por ser tú y haberte gastado casi cinco euros en una revista cuyas primeras treinta páginas son de publicidad de marcas que no te vas a poder comprar en la puñetera vida y, atenta morena, que no te escupo porque la saliva no traspasa el papel y porque no tengo ganas, que, si no, te duchaba”… Y, visto esto, yo me enajeno preguntándome pero ¿por qué?, ¿qué fotógrafo te indica esas muecas y gestos?, ¿o eres tú porque quieres?, ¿o es que es así la enjundia del pase-pose?
           Es que es pensarlo y no entenderlo. Y al final te quedas cavilando: si con lo guapa que eres y el pastizal que ganas no sonríes ni siquiera un poco para la foto… pues, chica, cómete un kiwi.


Pd de S:  Aquí os dejo un vídeo de la escritora y educadora en inteligencia emocional Elsa Punset sobre la importancia del optimismo para el ser humano. (Y apenas dura 7 minutos).

http://www.inteligenciaemocionalysocial.com/1348/la-mirada-de-elsa/el-poder-del-optimismo 

"Convierte tu muro en un peldaño". Rainer Maria Rilke.

Feliz lunes



10 comentarios:

  1. estupendo, como siempre....

    ResponderEliminar
  2. jajaja!! Me encanta como siempre.
    Gracias por hacerme sonreir cada lunes.
    Un besito grande y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dedicarme unos minutos para leerme y comentar :)

      Eliminar
  3. Gracias Sol!
    Feliz semana, para ti y para Candela... me encanta, como cada lunes! Besitos!
    ahh y no te olvides de sonreir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y feliz semana para ti también :)

      Eliminar
  4. jajaja, qué post más divertido, tienes razón, con lo poco que cuesta sonreir!

    besitos

    ResponderEliminar
  5. ja,ja,ja...muy gracioso!...cuanta razón lleva Candela. Hacía tiempo que no entraba en el blog y has vuelto a hacerme pasar un buen rato.
    Gracias!.

    Un besazo,
    Miguel (Navarrete)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte, Miguel. Ya sabes que cuando quieras esta es tu casa :)

      Eliminar