lunes, 11 de marzo de 2013

Los lunes de Candela. La faja, ¿amigo o enemigo?



Bien conocida es mi afición/debilidad por los bazares orientales. Un mundo de curiosidad infinita que despierta en mí siempre más de una sorpresa. Cada vez que paso por uno de ellos, como tenga un ratito libre, me adentro rauda y dejo que mi imaginación haga el resto. Y así me ocurrió a mí y a mi pequeño tiempo libre del sábado por la mañana, que nos topamos con una nueva tienda en el barrio. Ojiplática y un poco ansiosa, mis carnes morenas y yo nos introdujimos por el sendero amarillo, pasillo a pasillo, hasta toparnos con  una prenda que desató todas mis dudas filosóficas matutinas.
La Faja: ¿Amigo o enemigo?
Callada y silenciosa ante tan amarga pregunta, me dejé llevar por los sentidos antes que por la razón, empiristas frente a racionalistas, y como Santo Tomás de Aquino me dediqué a coger, palpar y observar cuidadosamente cada una de las bellas e indescriptibles fajas que se desplegaban ante mí cual crisálidas recién transmutadas. Por supuesto, todo ello frente a la atenta mirada del chino vigila ladrones. (De todos es sabido que en toda tienda oriental que se precie tiene que haber un miembro de la plantilla de personal que se dedique a seguirte pasillo tras pasillo para asegurarse de nadie haga dorremifapamibolsillova). (Incluso a veces me dan ganas de despistarle y esconderme tras él para aparecer de improvisto tras una de las estanterías diciendo: "¡Aquí estoy!" o "¡tú la llevas!").
En fin... que divago.
Azules, beiges, negras, blancas, fucsias, de leopardo (ay, que me muero, madre), (aunque bien pensado mejor leopardo que no hipopótamo, por aquello de no herir la sensibilidad), con elásticos, sin elásticos, con relleno trasero en el pompis (sí, sí, como lo oyes), (¿Para hacer efecto push up en el culete? No, señor, para que te puedas sentar tranquilamente en los poyetes de piedra de la plaza de tu pueblo), con refuerzo abdominal (Dios quiera que no tengas que comer ni respirar con ella puesta y mucho menos que te entren ganas de ir al cuarto de baño, porque con ciertas prendas como fajas, medias y pantalones de cuero no se aplica la ley de que si baja vuelve a subir), de lycra, de algodón, de pata a medio muslo, de corte braga, la ya mencionada en otro momento faja tanga y, sin duda, mi favorita: la faja con bolsillo barriguero. Es que es verla y surgirme unos recuerdos entrañables de una tía abuela que se sacaba siempre la paga del domingo de aquella faltriquera más inexpugnable que un submarino ruso para que me fuera a comprar cuches y rompedientes varios.
Así que mi querida e incomprendida amiga faja, no sientas que careces de gracia y encanto. Sé que eres poco apreciada por las masas y que casi nunca ves reconocidos tus méritos ni tus ímprobos esfuerzos por mantener a raya las perdidas líneas de los cuerpos. Pero si Jennifer López (JLo en su casa) y Kim Kardashian (que probablemente mide lo mismo de alto que de ancho) han reconocido que se ponen faja, es que algo de glamour y magia tienes que tener.

ODA A LA FAJA
Temida por unos,
odiada por otros,
por muchas amada
y siempre olvidada.
Retorna la moda de
mi amiga faja.
Forroncha y botija
te quedas delgada
aunque no puedas ni
echar una meada.
Vulgaris, vulgara
muerte a la tanga
y arriba la faja.
                                   Candela dixit.
Fotograma de la película El diario de  Bridget Jones.

Pd. de S.: Feliz lunes a todos.

8 comentarios:

  1. Jajaja buena esa candelita. Pero, ¿no se podria decir que es publicidad falsa?
    Buen relato Soledad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tomás. Me alegra que el personaje de Candela te saque un par de risas.

      Eliminar
  2. Jajajaja muy buena la descripcion de la cantidad de fajas que hay....de leopardo jajajaja...buenisimo....me ha encantado

    ResponderEliminar
  3. jajajaja!! Espera que sigo jajajaja!!
    Buenísimo el relato de principio a fin el de hoy de ésta Candela que está sembrá jajaja!!
    Dorremifapamibolsillova jajaja!!Buenísimo y ésa oda a la faja también.
    Gracias como siempre por hacerme empezar la semana con unas buenas risas.
    Un besito grande y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es un placer que te pases por aquí y leer tus palabras. Gracias :)

      Eliminar
    2. Gracias a tí siempre bonita.
      Un besito grande

      Eliminar
  4. jajaja todavia me estoy riendo... tu la llevas! jajaja

    ResponderEliminar